“Una adecuada gestión del territorio no es contraria al crecimiento sino que es verdadero desarrollo”

En el marco del encuentro “Avances y desafíos medioambientales en Chile: Evaluación de desempeño medioambiental 2016″, el académico especialista en ecología y diversidad de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, planteó la necesidad de avanzar hacia un nuevo paradigma respecto a la gestión ambiental, en la búsqueda de una cultura de la sustentabilidad.

“Chile debe generar una cultura de la sustentabilidad donde comprendamos que la gestión y protección del entorno es consustancial al desarrollo y bienestar de toda la población chilena”. Con estas palabras, JavierSimonetti, especialista en ecología y diversidad de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, ilustró la importancia de repensar la interacción con el medioambiente en el marco del Informe de Desempeño Medioambiental 2016 sobre Chile, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El informe, presentado el pasado 24 de octubre en la Casa Central de la Universidad de Chile en el marco del encuentro “Avances y desafíos medioambientales en Chile: Evaluación de desempeño medioambiental 2016″, reune una serie de indicaciones realizadas por la OCDE en el marco de sus esfuerzos para impulsar el llamado “crecimiento verde”.

En la actividad participaron el Rector Ennio Vivaldi, el prorrector Rafael Epstein; el vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Juan Cortés; el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Santiago Urcelay; la decana de la Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza, Carmen Luz de la Maza; y el director de Desarrollo Estratégico y Relaciones Institucionales, Giorgio Solimano.f127898-1-h

El profesor Simonetti destacó que nuestro país ha demostrado una serie de avances en materia institucional respecto al resguardo del medioambiente, existiendo un compromiso político con las tareas existentes debido a las crecientes presiones que enfrenta el entorno en Chile. A pesar de ello, dijo “pareciera que nuestra aproximación a la gestión ambiental no ha avanzado lo suficiente para anticiparse a los cambios sociambientales que enfrentaremos”. 

“Una mirada crítica desde nuestra Universidad sugiere que a los cambios institucionales y normativos ya realizados deberíamos añadir nuevas aproximaciones. Hace cuatro siglos que insistimos con un enfoque basado en las multas como mecanismos principales de gestión, y los resultados están a la vista”, aseguró.

En contraposición, Simonetti llamó a abocarse a las razones profundas detrás de esta situación, buscando generar una nueva cultura sustentable que involucre a la ciudadanía en el cuidado del medio ambiente.

“La evidencia empírica indica que el índice de desarrollo humano a nivel comunal está positivamente relacionada con la presencia de áreas protegidas, y que una adecuada gestión del territorio no es contraria al crecimiento sino que verdadero desarrollo”, enfatizó, junto con explicar que es necesario crear herramientas que refuercen mediante incentivos un cambio de actitud positivo, facilitando la transición hacia prácticas ambientales sostenibles.

De esta forma será posible lograr que esta nueva cultura de sentido y refuerce la nueva institucionalidad creada, reforzando además el carácter democrático de la gestión del entorno, la que sin embargo cuenta hoy con débiles y restringidas formas de participación en los procesos de evaluación ambiental.

La necesidad de un enfoque transdisciplinario

En el encuentro desarrollado en la U. de Chile, el subsecretario del Medio Ambiente, Marcelo Mena, junto con presentar el informe y sus indicaciones, destacó los avances realizados por el país en materia institucional y enfatizó en la necesidad de realizar esfuerzos transdisciplinarios en miras de poder generar e implementar políticas públicas transversales en estas materias.

“Pedimos que nos evaluaran dos áreas especialmente: cambio climático por el tremendo desafío que tiene para todos los países la implementación de políticas públicas transversales, y biodiversidad, porque estamos en el trámite final de la creación de un servicio de biodiversidad y áreas protegidas”, aseguró el subsecretario Mena, quien además llamó a sumar esfuerzos para continuar mejorando las políticas públicas en materia mediambiental.

f127898-3-hAl respecto, el Rector Ennio Vivaldi expresó que la temática representa una gran oportunidad para fortalecer los lazos entre las universidades públicas y el Estado, con el objetivo de avanzar en la misión de estructurar una sociedad cohesionada. “Hay que entender que hoy en día el desarrollo del conocimiento es imposible entenderlo de manera parcelada. En la actualidad el enfoque transdisciplinario encarna una nueva forma de aplicar el pensamiento a la resolución de un problema y la Universidad de Chile se enorgullece de haber manejado bajo ese prisma temáticas como la desnutrición”.

Desde ese punto de vista, el Rector Vivadi enfatizó en la necesidad de hacer converger distintas disciplinas en la reflexión sobre el Medio Ambiente y la sustentabilidad. “Miramos con mucho optimismo, vinculándolo con nuestros objetivos académicos y sociales, esta oportunidad de interactuar en materias que son críticas para el desarrollo del país”, aseguró.

En la misma línea el profesor Simonetti insistió en que la misma OCDE en su informe le solicitó al Ministerio del Medio Ambiente colaborar con centros académicos en el desarrollo de políticas ambientales, tarea en la que la Universidad de Chile aportará “siendo una pulga en el oído del minotauro, porque como en tantas otras materias, nuestra institución seguirá pensando a Chile”. 

Texto: Felipe Ramirez
Fotografías: Felipe Poga
Prensa-Uchile

Fuente: Universidad de Chile