“Pérdida de servicios ecosistémicos y la descapitalización de la naturaleza en El Salvador”

Para cualquier país, perder biodiversidad atenta contra su desarrollo. Así lo demuestra la publicación de Silvio J. Crespín y Javier A. Simonetti: Chalatenango - Ojos de Agua - Las Vueltas (2)Mediante una metodología de transferencia de valores, analizaron las variaciones en el valor aportado por los servicios ecosistémicos en El Salvador entre los años 1998 y 2011. El aporte de los servicios ecosistémicos en 2011 equivale al 44% del Producto Interno Bruto de El Salvador, pero declinaron un 2,6% entre 1998 y 2011. La pérdida de bosques tropicales y humedales costeros dan cuenta de la declinación. El cambio de uso de la tierra, impulsado por una mayor demanda por espacio y producción de alimento, seguirá afectando negativamente a la sociedad salvadoreña, ya que cada desastre natural que conllevan los huracanes que sufre El Salvador representa un 3,6% del PIB al año. La cobertura boscosa evita la erosión del suelo y derrumbes en tanto los manglares minimizan el impacto de huracanes. Focalizar esfuerzos de conservación en estos ecosistemas podría reducir la ocurrencia y severidad de desastres naturales. El artículo fue publicado en Ecosystem Services 17: 5-13, 2016 (http://dx.doi.org/10.1016/j.ecoser.2015.10.020).